Publicado el

¿Sabes por qué la stevia ayuda a prevenir la diabetes?

Gracias a edulcorantes como la stevia, que es 100 % natural y 30 veces más dulce que la sacarosa, nuestros platos pueden adquirir ese sabor dulzón que tanta gente necesita, sin aportar ninguna caloría, y controlando los niveles de azúcar en sangre. De esta manera, este prodcuto se convierte en el aditivo perfecto para todos y, muy especialmente, para las personas con diabetes.

Los componentes activos del extracto de la stevia, el esteviósido y el rebaudiosido, potencian las proteínas TRPM5 que, además de potenciar el sabor, consiguen que el páncreas libere la insulina correcta; pero, ¿cómo logra la stevia ser tan sumamente dulce y ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre?

Ahora, un grupo de expertos de la Universidad de Leuven (Bélgica), en colaboración con especialistas de la Universidad de Oxford (Reino Unido), han descubierto el mecanismo que lo hace posible. La stevia estimula las proteínas encargadas de percibir el sabor. Tras realizar experimentos en ratones, los expertos comprobaron que la clave está en la estimulación de las proteínas TRPM5, es decir, aquellas que se encuentran en las células gustativas y en el intestino, y que son las encargadas de enviar al cerebro los mensajes gustativos.

Los especialistas se percataron de que los componentes activos del extracto de este edulcorante, el esteviósido y el rebaudiosido, potencian las proteínas TRPM5 y, por tanto, aumentan la capacidad de la lengua para percibir el gusto dulce, amargo y umami (sabroso). Asimismo, también observaron que al estimular estas proteínas TRPM5, también se consigue que el páncreas libere la insulina correcta, por lo que evita niveles altos de azúcar en la sangre y, por ende, puede prevenir el desarrollo de enfermedades como la diabetes tipo 2, una patología asociada a malos hábitos de vida, y provocada por la liberación insuficiente de insulina por parte del páncreas.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores separaron a los ratones en dos grupos. Si bien en ambos casos recibieron una dieta rica en grasa, solo a uno de los dos grupos se le administró también una dosis diaria de stevia. Fue en este punto cuando observaron que, transcurrido un tiempo, aquellos ratones que no habían recibido la dosis de stevia diaria habían desarrollado diabetes tipo 2, mientras que el porcentaje de esta enfermedad fue inferior en aquellos que sí habían consumido stevia.

Además, también descubrieron que aquellos roedores que no presentaban las proteínas TRPM5 también desarrollaban diabetes tipo 2, aunque hubieran consumido diariamente este edulcorante.

Si bien los resultados de este estudio son alentadores, y podrían suponer el desarrollo de nuevos tratamientos para controlar e incluso prevenir la diabetes, Koenraad Philippaert, uno de los investigadores principales de la Universidad de Leuven, ha advertido que aún faltan estudios para corroborar estos resultados en humanos.

 

Fuente: infodiabetico.com